Conozca París con Jaime Camil, Abril 2007
 
     
 

 

Gracias a este “Conozca París con Jaime Camil”, también hemos conocido mucho más a Jaime, el objeto de nuestro Club de Fans. Y decimos “Jaime”, y no “Jaime Camil”, porque es un ser humano como todo el mundo... “Un ser humano tremendamente bien hecho, pero humano al fin y al cabo”.

 

Fuimos a París con la ilusión de vernos por fin en persona entre nosotras, que no nos conocíamos más que por chat y cómo no... de verlo a él. Pero para ser sinceras, pensábamos que sólo íbamos a verle unos momentos... en el aeropuerto sí, y quizás en un ratito de filmación. Nada más para hacernos una idea de cómo era realmente y si se confirmaba lo que pensábamos de él después de tanta entrevista y programa vistos y leídos. Poco nos imaginábamos que fuera a tener lugar tanta convivencia.

 

 

A los 30 segundos de verlo en el aeropuerto sentimos que lo conocíamos de siempre. Fue como un fogonazo. Ese abrazo que nos dimos al principio lo sentimos como si nos hubiéramos conocido antes, de toda la vida...O de otras vidas, si nos ponemos místicos. Fue como cuando vas al aeropuerto a buscar a alguien que hace tiempo que no ves...con el que sólo quieres hablar y que te cuente como le ha ido ese tiempo que no se han visto...Así fue exactamente. Y para la tranquilidad de Jaime, es tal y cómo esperábamos: risueño, inquieto, con un humor envidiable y también trabajador. Claro está, también tiene su carácter, como todo el mundo...no por ser el Presidente Honorario va a ser perfecto. Las jerarquías no distinguen la crítica objetiva...

 

Pronto empezaron las bromas, los codazos, las risas... el chisme... como niños chicos, ¡a saber qué pensarían los del aeropuerto! Y el resto de días, la cosa empeoró – o mejoró según se mire. Fátima, Presidencia y Jaime, Presidente Honorario entramos en franca competición por ver quién hablaba más y le seguía mejor la broma al otro.

 

 


En primer lugar, debemos aclarar que ninguna de nosotras pidió autógrafo ni saludo para el Club o para nadie: simplemente, con su compañía nos bastó. No sabríamos como explicarlo, pero sentíamos que era romper la "magia" de esos momentos entrar a pedir un autógrafo o un saludo especial... Lo mejor era que nos regalaba su tiempo, sin que nosotras pidiéramos nada y sin egoísmos de ningún tipo.


Se dejó fotografiar y grabar por nosotras mientras hablábamos o pasábamos ratos muertos entre filmación y filmación...Ya fuera porque nosotras procurábamos hacerlo desde la distancia y sin molestar...ya fuera porque él también consideró que estábamos en confianza y se podías "fiar" de esas loquitas españolas que lo acompañaban.

 

 


Sólo tenemos palabras de agradecimiento hacia Jaime... porque nos permitió compartir ratitos de su intimidad y de su trabajo, además de tratarnos maravillosamente bien. Sentimos que le caímos bien... no sabemos si por los e-mails, por el respeto que le mostramos –o la falta de él..., o por nuestro comportamiento y humor en general.


Por último...y por si no había quedado suficientemente claro, nos tratamos con tanta confianza que le perdimos el poco respeto que le teníamos - eso lo avisamos, y lo consideramos algo muy bueno. Lo tenemos más a un nivel de amigo que de jefe, si se permite expresarlo así. No lo sentimos para nada "divo" ni distante. Y nos hemos "reconvencido" - una vez más - de que no nos equivocamos al crear su Club de Fans en España: se lo merece, y llegará lejos.


 

 

En las siguientes páginas está el relato de esos días que vivimos en París al lado de Jaime y de todo el equipo de la película posteriormente titulada como "Recién Cazado"...¿se os ocurre mejor manera de conocer la ciudad de la Luz?...

 

Pasen y lean...

 

 

 

 

Primer día: Aeropuerto

 

 

Segundo día: Torre Eiffel

 

 

 

 

 

Tercer día: Alejandro III

 

 

Cuarto día: Desayuno Presidencial

 

 

 

Galeria de fotos